Esencias Florales

En los últimos años ha surgido un interés notable, en diferentes ambientes profesionales y de pacientes, por el método terapéutico de las esencias florales.

Esta herramienta nace con la figura del médico y homeópata galés Edward Bach (1886-1936), gran estudioso y observador de la enfermedad y de la naturaleza; quien  creó un sistema simple y complementario, basado en las propiedades de 38 flores. El Dr. Bach observó un efecto positivo de las flores especialmente en el campo emocional del sujeto, por lo que se centró en perfeccionar y testar sus remedios florares durante muchos años. Además de estas esencias básicas se han ido sumando muchas otras flores provenientes de todas partes del mundo ampliando el arsenal de propiedades y el espectro de posibilidades.

Abordar y encausar los diferentes desequilibrios emocionales ayuda a despejar el camino de trabajo a nivel de los desórdenes físicos. Las esencias florales pueden ser un punto de apoyo de gran valor en el abordaje de adultos y especialmente de niños.

 

¿Sabes lo que es la Punción Seca?

La técnica de Punción Seca es una técnica invasiva de fisioterapia que se utiliza especialmente para el tratamiento de Puntos Gatillos Miofasciales. Dicha técnica se realiza con agujas de acupuntura que no inyectan sustancia alguna (de ahí la nomenclatura de Punción Seca o Dry Needling) siendo por tanto un estímulo mecánico de tratamiento.

Un punto gatillo o punto de dolor miofascial es una banda tensa muscular que se ha quedado contraída provocando dolor que se irradia a zonas distantes. Por ejemplo un punto miofascial en trapecio podría provocar un dolor referido a la zona lateral de la cabeza, siendo muchas veces confundido con migrañas.

La Punción Seca es una técnica magnífica para el tratamiento de algunas cervicalgias, dorsalgias, dolor de hombros y manguito rotador, epicondilalgias, falsas ciáticas, dolores de rodilla,  fascitis plantares entre otros cuadros; siendo de utilidad también en cefaleas, mareos.

Es una técnica segura en manos expertas que debe ser realizada tras un buen examen físico por parte del fisioterapeuta. Sus efectos pueden ser inmediatos, llegando al máximo de mejoría a las 48 horas.

Pablo Sierra (Fisioterapeuta)

Cromoterapia

El espectro de energía electromagnética que emana del sol hacia la tierra incluye la gama de energías que nosotros “vemos” en forma de luz. Las diversas longitudes de onda de esta energía vuelven a nuestros ojos después de reflejarse en los objetos sobre los que inciden, y nuestro cerebro las interpreta como los diversos tonos del espectro de los colores. En realidad el color está en nuestra mente y no en el paisaje!.

Esta manifestación del color es el resultado de un equilibrio muy delicado de factores: las condiciones físicas de la atmósfera que permiten filtrar la energía luminosa (vapor de agua, partículas de polvo, tipo de gases), las condiciones físicas de los objetos que refractan los rayos de energía luminosa y la capacidad receptiva de nuestros ojos junto a  la capacidad integrativa de nuestro cerebro entre otras muchas cosas.

Aunque solamos asociarlo únicamente al sentido de la vista, el color es un fenómeno energético que percibe y afecta a todo nuestro ser. Las personas con problemas de visión son igualmente receptivas a la energía del color, y en muchos casos lo son más todavía, por su mayor sensibilidad a estímulos no visuales.

En forma intuitiva todos vamos creando una relación especial con el color y la luz que nos rodea, y este nos afecta en mayor o menor medida porque actúa en forma recíproca con nuestra energía.

La observación de la interacción con el color nutre sabidurías milenarias de la humanidad en muy diversas localizaciones y culturas (Egipto, Grecia, China, India, Tibet, Mayas etc.); y su utilización y aprovechamiento con fines terapéuticos en sus medicinas tradicionales es una constante. Hoy en día la cromoterapia sigue siendo  una rama de trabajo e investigación muy interesante por probar y descubrir.

¿Sabes lo que son los Pranayamas?

La palabra Pranayama proviene del sánscrito y significa “control de la respiración”. Prana significa aire, iama significa control y aiama significa extender. En la terminología empleada en el Yoga por pranayamas se entienden todas aquellas técnicas que tienen como objetivo estimular y aumentar la capacidad respiratoria, además de lograr un control perfecto del flujo del prana en todo el cuerpo.

EL ser humano no tiene control consciente y directo de los parámetros fisiológicos de su cuerpo, salvo en la respiración en donde se puede intervenir (al menos en parte) voluntariamente. La respiración por su parte está interconectada con el resto de parámetros en el interior del organismo que se ajustan automáticamente. Es así como a través de la respiración podríamos influir en forma indirecta en el equilibrio del cuerpo.

El  Yoga le atribuye a la respiración, no solamente esta virtud de conexión y modulación del “interior”, sino además la del control sobre los planos afectivos y mentales. Aprender a respirar (cuestión que habitualmente no nos planteamos) resulta entonces una herramienta muy útil en el camino del reencuentro con la salud. Los antiguos yoguis estaban tan seguros de esta relación entre calidad de la respiración y calidad de salud, que medían la edad de una persona por el número de respiraciones, y no por el número de años.