De manera esquemática podríamos ilustrar algunos de los problemas abordables desde la psicopedagogía:

Primeros pasos (0- 3 años) Durante esta etapa, es frecuente encontrarnos como padres ante ciertas situaciones novedosas: ansiedad de separación, llanto inconsolable (berrinches), adiós al chupete, manejo del sueño, el rechazo a la comida, control de esfínteres, llegada de nuevos hermanos etc.

La llegada al colegio El inicio de la etapa educativa formal conlleva un nuevo reto de adaptación con situaciones tales como: dificultades de aprendizaje (lectura, escritura, cálculo), necesidad de técnicas de estudio, fracaso escolar, organización del tiempo (deberes, extraescolares, ocio), problemas de relaciones sociales en la infancia, acoso escolar etc.

Pasos de mayores (Pre-adolescencia y Adolescencia) Manejo de los estados de ánimo y frustraciones, manejo de la autonomía, autoestima (auto-percepción y autovaloración), y autocontrol. Acoso escolar, fracaso escolar, consumo de sustancias, nuevas adicciones (internet, videojuegos, etc.) problemas de alimentación. Establecimiento de normas y límites. Conductas perturbadoras (agresividad, negativismo, disocial). Orientación Escolar.

Eventos estresantes Otros aspectos que podríamos llamar trasversales a toda edad, son también posibles de apoyar por nuestra especialista. La llegada de un nuevo hermano, la pérdida de un ser querido, un cambio de país, cambios en la dinámica familiar, son situaciones que muchas veces repercuten en el desempeño académico de los niños.

Patología La orientación Psicopedagógica también es de utilidad tanto en la detección como apoyo terapéutico en el contexto de trastornos tales como: trastornos de ansiedad, trastornos depresivos, duelos, trastornos de alimentación, trastornos de eliminación (enuresis, encopresis), trastornos adictivos, trastornos de hiperactividad e inatención, etc.

El equipo cuenta también con Logopedia.