Es un método terapéutico que se basa en la Ley de la Semejanza (similla similibum curantur) , en donde se administran sustancias (de origen mineral, animal o vegetal)  altamente diluidas con el fin de activar los mecanismos de reparación propios del organismo. Fue concebida a finales del siglo XVIII por el médico sajón Samuel Hahnemann (1755-1843)

Para la homeopatía el individuo y su enfermedad es un todo indisociable, por lo que para tratar la enfermedad habrá que considerar conjuntamente las características constitucionales y reaccionales del enfermo: es una medicina de síntesis dirigida al enfermo que se expresa a través de la enfermedad. Por esto exige no solo el conocimiento de la enfermedad si no la observación precisa del enfermo, con el fin de plantear la prescripción de un remedio a dosis infinitesimales específico.